Vías con historia

El trazado entre dos vías ferroviarias (una ya en desuso pero ahora recuperada como zona de ocio) conforma el espacio que da lugar al itinerario objeto de este paseo.

El auge de la antigua fábrica de Altos Hornos de Vizcaya (AHV) impulsó durante largo tiempo a esta zona como a ningún otro barrio de Barakaldo. Nos referimos al espacio comprendido entre esas dos líneas casi paralelas que forman el trazado de la actual estación de Renfe y la antigua vía de tren Lutxana Minning, recuperada hace unos años como paseo peatonal, bajo el nombre de Dolores Uribarri.

Un dédalo de plazas y calles conforma este espacio urbano cuyo recorrido iniciamos en el Palacio Larrea (Nº1), una antigua casa-torre banderiza construida en el siglo XVIII que ha sido restaurada con un gusto exquisito, y que hoy día acoge un afamado restaurante.

A muy pocos metros de aquí, podemos enlazar con la Plaza del Botxo (Nº2), fin del trazado peatonal del antiguo ferrocarril minero de la compañía Franco Belga, que también se puede recorrer en sentido inverso con dirección a Beurko.

Muy cerca también de este lugar se encuentran dos de las calzadas con más raigambre histórica del municipio. Se trata de las calles Portu e Ibarra, arterias que en épocas pasadas tuvieron un gran esplendor comercial asociado al desarrollo de AHV.

Justo al final de esta última calle, ya en el Paseo del Ferrocarril, junto a la estación de Desierto Barakaldo, nos encontramos con el edificio de la Alhóndiga (Nº3), un depósito de vinos construido en el año 1949 en el solar destinado un siglo antes a la Iglesia de San José. El edificio, de planta rectangular y esquinas curvilíneas, se dispone en tres cuerpos, siendo el central de menor altura que los laterales. Todo su esqueleto está construido de a base de hormigón armado. La planta baja se destino en origen al almacenaje de vinos, aceites y licores, aunque el primer y segundo piso se construyeron como viviendas.

Un poco más adelante, y en paralelo a la línea de ferrocarril Santurce-Bilbao, una amplia zona verde (con frontón incluida), que configura el Parque de Lasesarre (Nº4) junto al moderno Polideportivo (Nº5). Un lugar ideal para el ocio o el paseo. Aquí podemos encontrar, entre pequeñas colinas y valles separados mediante setos bajos y grupos de árboles, zonas en las que jugar a la petanca o a los bolos, así como una pista de skate, todo ello comunicado mediante escaleras, rampas y un camino zigzagueante.

Un poco más lejos, ya al final de la avenida Murrieta en su límite con el Río Galindo, encontramos el parque de Ribera de Galindo (Nº6) que supone casi la mitad de los aproximadamente 500.000 metros cuadrados de superficie sobre los que ha trabajado la sociedad Ria 2000 para regenerar el paisaje de esta zona.

Close

Visit Barakaldo

Barakaldo Turismo

Close